Food

Un problema grave de la salud de los ticos

En los últimos veinte años se ha incrementado la prevalencia del sobrepeso y obesidad a nivel mundial y Costa Rica no es la excepción, ¿sabías que 6 de cada 10 personas en Costa Rica presentan sobrepeso y obesidad? Así lo reflejan las encuestas sobre nutrición realizadas por el Ministerio de Salud y liderado por Rocío Sánchez, de la Dirección de Proyección de Servicios de Salud de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS)

“Tenemos un alto consumo de grasas, bajo consumo de frutas y verduras, muchas bebidas altamente azucaradas y mucho sodio (producto de alimentos muy salados). Esto enferma y resta calidad de vida”, manifestó Rocío Sánchez.

“En todos los grupos de edad hay riesgos alimentarios; no sabemos comer. Es algo que debe comenzar a educarse desde la infancia para crear hábitos y comer saludablemente. Ya después, en la vida adulta, es más difícil”, comentó la jerarca.

Para Sánchez, los estilos de vida son sumamente importantes para reducir la carga de enfermedad. “Si comemos la cantidad y los tipos de alimentos que debemos, no fumamos y hacemos el ejercicio adecuado, reduciremos hasta en un 40% el riesgo de carga de enfermedades”.

Según esta investigación, hay varios factores que contribuyen al riesgo de perder años de vida saludable, uno de los más importantes se atribuye al riesgo alimentario con el 7,2% de los factores de riesgo. La situación es peor en la edad adulta: entre los 35 y los 55 años, sube a un 18%.

Las consecuencias de una mala alimentación son claras y estudiadas, entre las principales están las enfermedades como obesidad, hipertensión y diabetes, condiciones que a su vez elevan las posibilidades de infartos, males circulatorios y derrames cerebrales.

Las cifras de estas enfermedades, según la Gerencia Médica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) son preocupantes:
• En Costa Rica se reporta más de 2,000 casos de infartos agudos del miocardio anualmente.
• Con respecto a derrames cerebrales, los mismos tienen una incidencia de más de 1,000 casos anuales.
• El 31% de la población costarricense padece de hipertensión. (2012)
• 1 millón de personas están en tratamiento en la CCSS por hipertensión. (2012)

Por otro lado, según información de esta misma Gerencia Medica de la CCSS, las consecuencias de una mala alimentación no solo se reflejan en la salud de los ticos, también en los “bolsillos”; el país debe de invertir mucho dinero en los tratamientos y la atención en general de estas enfermedades, se detalla algunas cifras:
• En una persona con obesidad se invierte casi $10,000 por año (2014)
• El sistema de salud costarricense invierte más $ 5,1 millones de dólares en la elaboración de medicamentos contra la hipertensión
• La CCSS invirtió $5 millones en la compra de 1,7 millones de frascos de insulina para el tratamiento de personas con diabetes. (2016)

Pero no todo son malas noticias, una alternativa con la que cuenta la población tica para mejorar su alimentación es la posibilidad de consumir productos orgánicos, estos son aquellos que no llevan aditivos, están elaborados sin productos químicos, como fertilizantes, pesticidas, hormonas o antibióticos y tampoco tienen modificaciones genéticas. Desde el punto de vista de salud los productos orgánicos tienen muchos beneficios, los cuales se pueden resumir en: la presencia de más antioxidantes y nutrientes; los daños a la salud provocados por los pesticidas y herbicidas de la agricultura tradicional; los daños a la salud al utilizar las hormonas y antibióticos en la crianza de animales convencional y las consecuencias de consumir productos OMG (organismos modificados genéticamente).

Es menester que desde pequeños se cree un hábito alimenticio que nos ayude a desarrollarnos sanamente, que aporte los nutrientes necesarios para el organismo en la cantidad y calidad requerida. Siendo que al tener una dieta balanceada evitaríamos muchas enfermedades generadas por la mala alimentación y el sobrepeso.

Show More

Leave a Reply

Skip to toolbar